El espontáneo de Mallorca: “Fue una experiencia guapa”